PRONUNCIAMIENTO

  1. La Educación pública peruana continúa en el más absoluto abandono. Despojada de su condición de derecho humano fundamental que el Estado debe garantizar, se convierte en negocio y se acelera su privatización. Con un presupuesto que es uno de los más bajos de América Latina, los alumnos se ven obligados a estudiar en pésimas condiciones y los docentes a sobrevivir con sueldos de hambre. Tal es el resultado del esquema primario exportador de la economía que se aplica actualmente, en el que la formación humanista, la investigación, la asimilación de la ciencia y la tecnología, carecen de sentido. Por si fuera poco, pretendiendo responsabilizar a los maestros de la crisis del sector, los gobiernos de turno han echado mano a una campaña de desprestigio en su contra, denigrándolos y lesionando su dignidad, atacando a su sindicato, el SUTEP, conculcando sus derechos adquiridos.
  2. El partido Comunista del Perú – Patria Roja expresa su pleno respaldo al magisterio peruano organizado en el SUTEP, que lucha por salarios dignos, mejores condiciones de trabajo, contra una evaluación tendenciosa que tiene fines punitivos y es causal de despidos arbitrarios. Estas demandas magisteriales son justas y forman parte de la lucha por una educación pública, gratuita y de calidad, para todos los peruanos, donde, además, se debe garantizar el derecho de los niños y adolescentes a la jornada escolar completa, alimentación, su integridad física y moral.
  3. Estas demandas nada tienen que ver con la acción irresponsable, provocadora y divisionista que vienen desatando Sendero Luminoso y Pukallacta con el objetivo central de desconocer a la dirigencia nacional del SUTEP, romper su institucionalidad, colocando a nuestro Partido el centro de sus ataques. El senderismo, que para someter a la población por el miedo, asesinó a campesinos, maestros, dirigentes sindicales y barriales, y, que una vez derrotado, sus miembros se convirtieron en soplones y colaboracionistas de los gobiernos de turno, junto a sus socios Pukallacta recurren hoy a lo que acostumbran los incapaces: la mentira y la calumnia con un cinismo indigno e impropio de maestros que deben dar a sus alumnos ejemplo integridad y de valores.
  4. Exigimos al gobierno a solucionar las demandas del SUTEP incluidas en su pliego de reclamos, entre ellas el incremento al 6% del presupuesto nacional para el sector educación, mejorar la infraestructura de los colegios, reforma curricular, incremento de sueldos, evaluación por desempeño en el aula, garantizando la estabilidad del maestro, capacitándolo para que pueda ejercer sus funciones en beneficio de sus alumnos con excelencia y responsabilidad. Llamamos a los maestros y toda la comunidad educativa a preparar condiciones para la lucha por una reforma estructural del sector educativo, que no ha sido encarada por ninguno de los gobiernos de turno.
  5. La conquista de una Educación pública, gratuita, universal y de calidad constituye una condición para el desarrollo nacional, por tanto es una lucha que compromete no solo al magisterio, sino a todos los sectores que apostamos por una nueva república que encarne el cambio democrático y patriótico. En tal sentido llamamos a los maestros de los diversos estamentos educativos, a los estudiantes, padres de familia, entidades culturales, organizaciones políticas, colegios profesionales, gremios de trabajadores del campo y la ciudad, a construir el gran Frente de Defensa de la Educación, pues solo la conjunción de los más amplios sectores hará posible una nueva educación para construir una patria libre, soberana, desarrollada, garante del bienestar de sus habitantes.

¡UNÁMONOS POR UNA NUEVA REPÚBLICA!

Lima, 22 de julio del 2017

Buró Político del Comité Central