Por: Efraín Ruíz

Hoy día, en una emisora de alcance nacional como es RPP, el ministro del Interior, Basombrio, manifestaba muy suelto de huesos que el gobierno se aprestaba a desarrollar un régimen de mayor control policial en la población y que el grupo terrorista de Sendero Luminoso seria controlado al milímetro, y que para eso gastarían una gran cantidad de dinero público, que bordaría miles de millones en rentar patrulleros, compra de radios para la policía, gastos para armas, para construcción de comisarias, para computadoras, etc, etc.

Es decir el pretexto de la lucha contra el terrorismo para justificar el gasto y los malos manejos. El mismo libreto de todos los gobiernos de turno.

La gran burguesía y toda la clase dominante se apresta a establecer un régimen autoritario para que sus negocios, sus grandes negocios, sean guarnecidos y protegidos al máximo. Ahora que se ha nombrado al zar de la reconstrucción y que se van a gastar casi 20,000 millones de soles, el gobierno de Pedro Pablo kuczynski quiere curarse en salud y garantizar el gasto sin protestas y sin ningún atisbo de control a los contratos que van a significar este negocio grande.

El modelo neoliberal cada vez necesita de un régimen autoritario y policial para imponerse. Eso lo sabe la clase dominante y el imperio. El fenómeno natural del Niño Costero le ha caído bien al gasto del régimen. Van a gastar bastante dinero en la reconstrucción del país y están con el tema de la corrupción encima. Hay varios ex presidentes comprometidos en este tema que es crucial para la moral del país. La gran burguesía no puede poner juntos los conceptos Reconstrucción y Regeneración moral, porque para ella esto es muy caro. Siempre fue una clase apátrida. Una clase que miró sus intereses por encima a la del país, a la nación, a la patria.

La lucha democrática que aspiramos amplios sectores de la población planteamos banderas democráticas, progresistas, de cambio y de regeneración moral. La burguesía no afirma estas banderas y por ello estas ínfulas autoritarias, estas pataletas policiacas, fascistas.

La lucha contra el terrorismo se acabó hace tiempo. Y es el pueblo organizado quien derrotó al terrorismo de Sendero y del MRTA. Que no se escriba la historia del país de otra manera. No nos olvidemos que fue el estado peruano y el gobierno del más corrupto Fujimori, quien firmó la “paz” con el senderismo. Los verdaderos héroes son los miles de ciudadanos que dieron su vida en la lucha contra el terrorismo, los partidos políticos democráticos y de izquierda; que ahora la gran burguesía pretende intimidar colocando innecesariamente tropas cerca a sus locales, las personalidades democráticas, la gente de a pie. Que no se busque pretextos para establecer un régimen autoritario.

La lucha democrática pasa ahora por levantar bien en alto la lucha contra la corrupción. Que no se levante cortinas de humo para tapar los negociados de la gran burguesía. La lucha por una nueva patria pasa por levantar esta bandera bien en alto. La reconstrucción del país si, pero que los contratos sean de conocimiento publico. Que la gente participe. Que las empresas sean conocidas por el pueblo. Hay que levantar la bandera de construir una NUEVA REPÚBLICA, UNA NUEVA PATRIA, UN NUEVO CURSO. La lucha democrática pasa por esto. Una nueva república y una nueva constitución.