PRONUNCIAMIENTO

1.El mensaje presidencial del 28 de Julio evidencia las serias limitaciones del gobierno para resolver la grave crisis que afecta al Estado y la sociedad, que tiene como componentes la descomposición moral, la corrupción, el flagelo de la delincuencia común, la presencia cada vez mayor del narcotráfico, situación que se agrava con el estancamiento económico y, con ello, el desempleo, la precarización del trabajo y el alza del costo de vida. El país camina sin rumbo, el descontento se acumula y los conflictos sociales se multiplican,

2. El balance realizado por el presidente de su primer año de gobierno se inscribe en este cuadro. Pretende responsabilizar del mediocre desempeño económico a los embates del Fenómeno del Niño y a los efectos del escándalo Odebrecht, pasando por alto que estamos sufriendo las consecuencias de un modelo fracasado —el neoliberalismo— que ha destruido el aparato productivo para privilegiar el saqueo de los recursos naturales en beneficio del capital foráneo. Modelo en el que, además, se ha desbocado la profunda crisis moral en la que se debate el país.

3. Las medidas para remontar este panorama anunciadas en el mensaje presidencial pretenden soluciones en el marco de un modelo agotado. Más allá de las promesas demagógicas, lo cierto es que se continúa atentando contra los derechos laborales, se sigue privatizando la Salud, la Educación, el agua potable y otros servicios básicos, en detrimento del bienestar de los peruanos; la llamada “reconstrucción” luego del desastre provocado por el fenómeno del Niño Costero está hecha, como siempre,para favorecer a determinados grupos inmobiliarios; se afianza el centralismo y permanecen intocadas las leyes que permiten el saqueo de los recursos naturales, que atentan contra los derechos de las comunidades campesinas y nativas, que criminalizan la protesta popular y afianzan el autoritarismo.

4. La inestabilidad política, el entreguismo, la descomposición moral y el proceso de reaccionarización en curso responden a los intereses de la oligarquía y los sectores más oscurantistas del país, capitaneados hoy por el fujimorismo, que hace uso y abuso de su mayoría parlamentaria para llevar adelante sus sucios manejos políticos.

5. Esta situación no es ajena a la nueva ofensiva desatada en el presente contra Patria Roja, en la que actúan en comparsa la extrema derecha, el fujimorismo como su portaestandarte, y Sendero Luminoso que, una vez más, se evidencia como una organización funcional a los intereses de los sectores más reaccionarios e intolerantes del país. Manipulando el justo descontento del magisterio peruano, el senderismo, bajo el rótulo de CONARE, cree haber encontrado el momento propicio para dividir al SUTEP, desconocer a su legítima dirigencia nacional, echando por tierra su institucionalidad y arrastrando a determinados sectores de maestros a acciones aventureras destinadas al fracaso y la derrota. Huérfano de ideas e incapacitado para el debate, solo atina a desatar una grosera campaña de mentiras y calumnias en contra de nuestro Partido, empeño que ha encontrado eco en determinados medios de comunicación y algunos sectores políticos que, por miopía o pragmatismo, no saben separar la paja del grano.

6. El Partido Comunista del Perú – Patria Roja reitera su pleno respaldo a los diversos sectores populares que accionan a lo largo y ancho del país. Se solidariza con lasluchas del magisterio peruano, injustamente postergado y maltratado por los gobiernos de turnoy exige atención integral a su pliego de reclamos.Vela por el fortalecimiento de su histórica organización sindical, el SUTEP, la defensa de su unidad y respeto a su institucionalidad. Continuará su férreocombate por derrotar y erradicar la nefasta presencia del senderismo en las filas del magisterio y el resto de sectores populares. La dignificación dela profesión docente es parte de la lucha por una educación pública gratuita, universal y de calidad, esfuerzo al que convocamos a sumarse a los más amplios sectores que apuestan por el cambio democrático y patriótico.

7. La apuesta por una nueva República, nueva Constitución, regeneración moral, un nuevo modelo de desarrollo, cobra actualidad y vigencia para sacar al país de la grave crisis moral e institucional en que se encuentra, pues los factores que la provocan no pueden resolverse con salidas parciales o de coyuntura. La confluencia de los más amplios sectores en torno a un proyecto de país, distinto al que han promovido y promueven las clases dominantes, es el aspecto principal a resolver en el presente. De no hacerlo, se afianzarán las posturas más reaccionarias y autoritarias, como el fujimorismo o cualquier otra. La unidad de la izquierda y el progresismo es un aspecto que debemos encarar con decisión y responsabilidad, superando la fragmentación existente. Parte de este esfuerzo es la constitución de Juntos por el Perú, proceso que alentamos y que debe acelerarse en sus aspectos legales y en la construcción de sus comités a escala nacional.

8. El Partido Comunista del Perú – Patria Roja expresa su respaldo y solidaridad al gobierno y pueblo venezolanos, exigimos se respete los resultados de la consulta democrática del domingo pasado para elegir una Asamblea Constituyente; rechazamos la decisión del gobierno peruano de ponerse del lado del acoso, intervencionismo y sanciones promovidas por el imperialismo norteamericano con el objetivo de derrotar a la revolución bolivariana.Apoyamos una solución política y de paz al conflicto.

¡ALTO A LA OFENSIVA ANTICOMUNISTA DEL FUJI-MONTESINISMO Y SUS ALIADOS SENDERISTAS!

Lima, 31 de julio del 2017

Buró Político del Comité Central