El Pacto de Unidad de Organizaciones Nacionales Indígenas, conformado por la Confederación Nacional Agraria (CNA), la Confederación Campesina del Perú (CCP), la Central Única Nacional de Rondas Campesinas del Perú (CUNARC- P), la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas  del Perú (FENMUCARINAP), y la Unión Nacional de Comunidades Aymaras (UNCA), se pronunciaron por la plena vigencia del pluralismo jurídico igualitario y rechazaron los proyectos del ley que pretenden restringir y subordinar la jurisdicción especial, y dar pretexto a la represión indígena. El rechazo se centra en los siguientes documentos:

  1. Proyecto de ley 773- 2016 CR sobre la “Ley de desarrollo del artículo 149 de la Constitución Política del Perú que regula la coordinación intelectual de la justicia”
  2. Pre dictamen de la Comisión de Justicia recaído en dicho proyecto del 15-5-2017.
  3. Proyecto de ley 885/ 2016- CR de reforma constitucional del Art. 149 que reconoce facultades jurisdiccionales a las rondas campesinas.

Para el  Pacto de Unidad de Organizaciones Nacionales Indígenas el proyecto de ley 773- 2016 CR constituye un retroceso respecto a los avances dados en el acuerdo plenario 1-2009 del Poder judicial y sentencias absolutorias de ronderos que administraron justicia en casos graves como homicidios y violaciones.  

Asimismo, califica como antidemocrática a la Comisión de Justicia del Congreso al emitir un pre dictamen sin considerar previamente la opinión de las organizaciones, convocando además a  seudo dirigentes para una reunión el día 19 de mayo del 2017.

De otro lado, rechaza la revisión del Art. 149 de la Constitución Política, en vista que el acuerdo plenario 1-2009 reconoció funciones jurisdiccionales a las Rondas campesinas.