Discurso del c. Alberto Moreno Rojas, presidente del Partido Comunista del Perú-Patria Roja

Camaradas del Comité Regional Horacio Zeballos Gámez del Partido Comunista del Perú-Patria Roja:

El Partido conmemora este 12 de agosto el día de los mártires y militantes ejemplares del Partido.

El Comité Regional de Arequipa lleva a cabo esta jornada de importancia política, moral y de reafirmación en los ideales comunistas, encarnado en la vida y el ejemplo de luchadores ejemplares del Partido. Muchos de ellos pagaron con cárceles, persecución y con su vida misma su pertenencia partidista y su amor a la justicia social, a la libertad, al pueblo.

Ser revolucionario, sobre todo comunista, no es fácil. Se puede hacer política y ser político, pero los hay de distinto tipo, desde aquellos campeones del transfuguismo sin más principio que el oportunismo y el arribismo, hasta aquellos que como los comunistas entienden la política como un compromiso con los trabajadores, con las mayorías expoliadas o excluidas, con la patria, en lugar de servirse de ellas en beneficio de sus apetencias personales o de grupo. Estos últimos son los revolucionarios de verdad.

Son los que definió muy bien el gran poeta comunista alemán Bertold Brecht: Se puede ser revolucionario un día, y se puede ser buen revolucionario; se puede ser revolucionario un año y ser mejor comunista; sólo los verdaderos revolucionarios luchan toda su vida. Estos son los revolucionarios que hoy rendimos homenaje, porque valoramos su trayectoria de vida, su ejemplo de lucha, su fuerza moral.

Entre ellos, Horacio Zeballos Gámez, extraordinario líder popular, Martin Mestas Chura, Eloy Villanueva, Julio Pérez Postigo, Martin Begazo, Miguel Constantinides Rosado, (Moquegua), César Foucheux (Tacna), entre muchos otros.

¡Gloria a los mártires y militantes ejemplares del Partido Comunista del Perú-Patria Roja!
Con ustedes compartimos el comunismo como un alto honor de vida, como la dignificación de los seres humanos, libres de la herrumbre del egoísmo, de la vanidad y la pedantería, libre también del explotación de los seres humanos que alimenta el capitalismo.

Con ustedes compartimos momentos de éxitos y también de reveses, de lucha frente a nuestros enemigos que han jurado desaparecernos de la faz de la tierra, pero también de los renegados que han hecho del odio y del antipatriarojismo su razón de ser. No es fácil asumir la batalla “por un Perú nuevo dentro de un mundo nuevo”, por un socialismo que no sea “calco ni copia”, bandera sagrada que nos legó el Amauta José Carlos Mariátegui.

Con ustedes y tantos otros supimos enfrentar el asedio de enemigos directos poderosos, pero también de otros encubiertos que buscaron y buscan destruir al Partido. Hoy mismo, enfrentamos las balas cobardes e insidiosas de tránsfugas y renegados que dicen ser de izquierda, que no cargan más honor que el odio, la cobardía y la mentira.

Pero así es el camino que conduce a la realización de ideales elevados. Nada se cambia para bien sin lucha, sin compromiso de verdad, sin sacrificio, sin capacitarse cada día más y ser cada vez mejores.

Somos hijos del Amauta. Estamos hechos de su temple. Nos alimenta su sabiduría, su ejemplo moral, su honestidad, su convicción serena en la victoria de los trabajadores y el socialismo.

¡Honor a nuestros mártires y militantes ejemplares!

¡Confianza en el pueblo y en la justeza de nuestra causa!

ALBERTO MORENO ROJAS
Presidente del Partido Comunista del Perú-Patria Roja