El Partido Comunista del Perú – Patria Roja expresa su pleno respaldo al gobierno de la hermana República Bolivariana de Venezuela, presidida por Nicolás Maduro, condena la injerencia norteamericana coaligada con la derecha latinoamericana que pretenden usar la OEA en su ofensiva reaccionaria, apoyados por una feroz campaña mediática de desinformación.

Lo cierto es que no existe golpe, ni autogolpe, ni se ha disuelto la Asamblea Nacional venezolana; lo que existe es la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de asumir temporalmente las funciones de la Asamblea Nacional en tanto ésta no enmienda el desacato de juramentar ilegalmente a tres diputados opositores, electos de manera fraudulenta.

La maniobra de la derecha venezolana agrupada en la Mesa de Unidad Democrática (MUD) es clara: pretende —ella sí— llevar a cabo un golpe blando contra el legítimo gobierno de Maduro, aprovechándose de la mayoría parlamentaria, tal como ha ocurrido en Honduras y Brasil.

No es raro que los sectores más retrógrados de nuestro país, encabezados por el fujimorismo, se hayan sumado a esta ofensiva, levantando hipócritamente las banderas de la democracia. Su mentalidad colonial y entreguista, su decadencia e incapacidad para construir una nación independiente y soberana, los conduce inevitablemente a ello.

Corresponde a los sectores de izquierda, patrióticos y democráticos salir al frente de esta ofensiva reaccionaria digitada por el imperialismo norteamericano que lleva adelante una estrategia destinada a recolonizar América Latina y El Caribe, socavando a los gobiernos independientes que no se sujetan a sus intereses. La defensa de Venezuela y de los países donde se llevan a cabo procesos democráticos y soberanos es parte de nuestra lucha por construir un país soberano, cuyo destino está ligado a la integración independiente latinoamericana y caribeña.

Lima, 02 de abril del 2017

Buró Político del Comité Central