¡DEFENSA DE LA AMAZONÍA Y ATENCIÓN A LAS COMUNIDADES NATIVAS! PRONUNCIAMIENTO

1. La Amazonía peruana representa uno de los ejes fundamentales del desarrollo nacional; su protección y atención a las poblaciones nativas que habitan en esos territorios debería ser prioridad del Estado. Ocurre lo contrario, sin embargo, como consecuencia de la aplicación del modelo neoliberal que privilegia la matriz extractivista conduciendo a la depredación de los recursos, el desastre ambiental, el total abandono de las comunidades, víctimas de la pobreza, el hambre, las enfermedades, situación en el que el Estado es prácticamente inexistente.

2. El derrame de petróleo ocurrido el 18 de junio en el distrito de Manseriche, de la provincia de Datem del Marañón (Loreto), no es el único. Según el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) en cinco años se han producido 20 derrames de petróleo en el Oleoducto Norperuano, más de la mitad en el último semestre, lo que representa un verdadero desastre ecológico y un grave atentado a la vida y la salud de las poblaciones nativas. Si a ello le sumamos la deforestación producto de la tala indiscriminada de los bosques, las áreas que se extienden para el monocultivo dedicado a la agroexportación, comprobamos que la lógica del lucro irracional se impone sacrificando el futuro de todos los peruanos.

3. A pocos días de haberse cumplido 10 años del trágico episodio del “Baguazo” 54 federaciones indígenas de 12 cuencas amazónicas del circuito petrolero en la región Loreto han iniciado un paro indefinido con la adhesión de la Asociación de Armadores Navieros, en protesta no solo por los derrames petroleros, sino también por la atención a un pliego de reclamos que incluyen demandas de mejoras de las condiciones de vida, servicios de salud y educación, protección ambiental, infraestructura, entre otros.

4. Expresamos nuestra solidaridad con los pueblos amazónicos y sus luchas que llevan a cabo. Exigimos al gobierno atención inmediata a sus demandas, la protección de la Amazonía, sanción a los responsables de los derrames petroleros, una política de prevención y mantenimiento del oleoducto que incluye la renovación de sus secciones obsoletas. Sin embargo, insistimos que la Amazonía debe integrarse en un proyecto de desarrollo nacional que supere el esquema que privilegia el extractivismo irracional que domina en la actualidad.

                           

Lima, 09 de julio del 2019

Buró Político del Comité Central