Nosotros

QUÉ ES Y QUE SE PROPONE PATRIA ROJA

Hace 80 años, el 7 de octubre de 1928 el Partido Comunista del Perú fue fundado por José Carlos Mariátegui, con el nombre de partido Socialista. Mariátegui murió cuando apenas contaba 35 años, sin embargo en su corta vida desplegó una enorme labor de difusión del pensamiento socialista, de investigación de la realidad peruana, de elaboración teórica y de organización de los trabajadores.  Somos continuadores de esa tradición.

El Partido Comunista del Perú – Patria Roja representa los intereses de los trabajadores y continúa el ejemplo de entrega, sacrificio y constancia de quienes trabajaron por construir la nación peruana. Somos el partido de la renovación y el porvenir surgido de la clase obrera, que lucha por una democracia del pueblo, por el pueblo, para el pueblo. Nos proponemos “peruanizar al Perú”. Queremos un mundo donde el centro de todo sea el ser humano, en el cual domine la igualdad con bienestar para la gente, con paz y justicia social, sin imperialismos ni opresión alguna.

Siempre, pero sobre todo en los últimos años se ha lanzado una campaña infame desde organismos del gobierno, de los medios de comunicación a su servicio y desde la derecha, contra el Partido Comunista del Perú – Patria Roja, para desacreditarlo y aislarlo del pueblo, intimidar a sus militantes y preparar su represión con el argumento falso de terrorismo.

Las clases dominantes no nos perdonan nuestra identidad socialista, opuesta al capitalismo y al imperialismo, ni toleran el derecho de los trabajadores a tener su propio partido político de clase. Quisieran dominar sin encontrar resistencia. Por eso han buscado siempre desaparecernos recurriendo a la mentira, la persecución o la represión.

Nunca el terrorismo ha sido arma de los trabajadores. Es verdad que las clases dominantes han recurrido siempre a la violencia, incluso al terror para someter al pueblo y doblegar su rebeldía. Es verdad también que los pueblos tienen el perfecto derecho de defenderse sin son agredidos, de responder medida por medida si son pisoteados sus derechos y su dignidad. Los comunistas estaremos siempre del lado del pueblo en sus luchas justas. Pero otra cosa es el terrorismo que ejerció Sendero Luminoso y el terrorismo de Estado que vivimos en las décadas pasadas, que condenamos y rechazamos.

El Perú es un país con muchos recursos naturales, una historia antigua, un pueblo trabajador, con enormes posibilidades para ser distinto y mejor. Sin embargo estas ventajas no han sido aprovechadas por las clases dominantes que se han mostrado incapaces de construir una sociedad moderna, desarrollada, próspera. Al contrario, a lo largo de la república  se han convertido en intermediarias del capital extranjero que nuestros recursos naturales sin descanso, llevando al país al atraso, la pobreza, la arbitrariedad, la concentración del poder y la riqueza, el sometimiento a los intereses del imperialismo. A estas alturas no somos país independiente ni soberano, domina el centralismo, el mercado es raquítico, la democracia es más formal que real, las instituciones del Estado son débiles y desacreditadas, la corrupción campea en todas partes.

Ese camino ya no da más si sólo cambian los presidentes o congresistas. Patria Roja propone construir una sociedad distinta, más humana, digna, solidaria, independiente, verdaderamente democrática, con desarrollo y justicia social, regenerada moralmente, donde las grandes mayorías sean sus verdaderos dueños y beneficiarios. Una sociedad fundada en el trabajo creador y no en la explotación del hombre por el hombre. Esa sociedad distinta y superior se llama socialismo que, como señaló Mariátegui, debe ser “creación heroica del pueblo peruano”.

Es verdad que realizar ese ideal necesita tiempo y mucho trabajo, sobre todo conciencia y voluntad para llevarlo a cabo. Por eso la importancia de contar con un partido político comprometido y con los trabajadores dispuestos a realizarlo. Sabemos que las grandes obras implican cumplir tareas previas. Por eso, en camino a ese objetivo hoy proponemos una gran unidad de los trabajadores y el pueblo peruano para lograr un gran cambio para el país. Es preciso fundar una NUEVA REPÚBLICA, pues la que tenemos está exhausta. No da más. Pero ello exige contar con un PROYECTO NACIONAL de cara al siglo XXI. Sin él y sin unidad del pueblo no tenemos futuro. Precisamente por eso es indispensable contar con una NUEVA CONSTITUCIÓN, producto de una constituyente soberana. Es inaceptable que permanezca vigente la constitución fujimorista, resultado del golpe de Estado y el fraude.

El dispone de condiciones para avanzar a convertirse en un país desarrollado, con prosperidad para sus habitantes, donde la pobreza sea un recuerdo del pasado. ¿Qué se necesita? Abrir un nuevo curso, un nuevo camino para el Perú., la voluntad, organización, unidad y lucha de las masas populares para alcanzarlo, contar con una fuerza dirigente que oriente nuestros pasos, es decir el partido revolucionario. Convencernos que los peruanos sí podemos construir un futuro distinto y superior, acabar con la mentalidad de sometimiento y dependencia y confiar en nuestras propias fuerzas. Un pueblo digno es un pueblo libre.

Siendo una organización política que asume y defiende los intereses del pueblo trabajador peruano, el Partido Comunista del Perú – Patria Roja, es de fundamental importancia. La derecha cuenta con muchos partidos que se suceden en el gobierno. Sus diferencias son secundarias, pues todos ellos defienden lo mismo. Es completamente justo y necesario que los trabajadores cuenten también con su propio partido de clase. Eso es lo que se propone Patria Roja. Necesitamos igualmente construir una alternativa poderosa de izquierda, popular. En esa dirección trabaja el Movimiento Nueva Izquierda (MNI), organización inscrita en los registros del JNE que apoyamos. Pero contar con una izquierda grande exige tener un Partido Comunista igualmente fuerte, formado con la participación de los mejores hijos del pueblo trabajador en todos los rincones de la patria. Ese el partido revolucionario de masas que estamos construyendo.

Todo ciudadano o ciudadana que aspira y se propone luchar por el cambio social que el Perú necesita. Sus puertas están abiertas para todo obrero, campesino, indígena, mujer, joven, profesional, artista, poblador barrial, pequeño empresario, dispuestos a aceptar y luchar por su programa, su estatuto, militando en uno de sus organismos de base. Nada más satisfactorio que su incorporación en sus filas como luchadores por la democracia popular, la independencia nacional y el socialismo.

Donde se encuentran y luchan las masas populares: en sus sindicatos, asociaciones, comunidades, organizaciones barriales, de la mujer, federaciones estudiantiles, poblaciones étnicas, frentes regionales, agrupaciones culturales, etc. Nos interesa tener respaldo electoral, pero más que eso ganar la conciencia de los peruanos. Un pueblo consciente, organizado, unido, combativo, es un pueblo grande y puede hacer grande al Perú.

El Partido le concede un lugar especial a los jóvenes. Por eso cuenta con la Juventud Comunista del Perú Patria Roja. Los jóvenes representan la fuerza nueva y se encuentran en todo el territorio nacional. Son las principales víctimas del neoliberalismo que los condena a la desocupación o a la sobreexplotación del trabajo, con salarios míseros. Por eso el lugar de los jóvenes de avanzada, que se rebelan contra la injusticia y la arbitrariedad, contra la corrupción y el entreguismo, está en la JCdelP-PR, en la Juventud del MNI.

En la actualidad, con la aplicación del capitalismo salvaje, el neoliberalismo, el Perú viene siendo presa de la voracidad de las transnacionales que saquean sus recursos. El gobierno, lejos de la demagogia electoral, se ha puesto de rodillas frente a los dictados del imperio, aunque ello signifique mayor miseria y exclusión para las grandes mayorías, la pérdida de la soberanía nacional. Somos testigos que para favorecer las inversiones extranjeras se expropia los derechos de los trabajadores y se desata una brutal campaña por los medios de comunicación para desprestigiar a las luchas y movimientos sociales.

No obstante todo esto es evidente el fracaso del modelo neoliberal que no ha logrado sacar al país del hoyo en que se encuentra, sino todo lo contrario. El crecimiento económico, basado en la venta de las materias primas es artificial y efímero, y solo ha engrosado los bolsillos de las empresas transnacionales y sus intermediarios en el país. Esta situación tiene que cambiar. La nueva Carta Magna debe cerrar un ciclo de oprobio y abrir paso a un país renovado, digno y soberano, realmente democrático, regenerado moralmente, sin concesión alguna con la corrupción, con un modelo económico orientado a satisfacer las necesidades de sus habitantes, donde la población viva en armonía con el medio ambiente y los ciudadanos no tengan que emigrar fuera para conseguir empleo. El Perú sí tiene salida, el pueblo peruano cuenta con suficientes reservas para abrir una nueva etapa de desarrollo, prosperidad y progreso.

Somos optimistas. No hay lugar para el desánimo ni la pasividad. Está en nosotros modificar el curso de la historia. Ese es el reto, la apuesta que tomamos en nuestras manos los comunistas herederos de Mariàtegui. Tú, hombre o mujer, tienes un puesto en esta tarea. Emprendámosla. Somos el Partido del futuro y del cambio social. Únete a nosotros, incorpórate en una de nuestras organizaciones de base, prepárate para conducir los destinos del país! El camino es la lucha, la unidad, la organización, la preparación política, intelectual y moral, la capacidad para realizar ese sueño hermoso que es conquistar un Perú nuevo en un mundo nuevo, con justicia social, libre de explotación, atraso y pobreza.

El Comité Central

 

Partido Comunista del Perú – Patria Roja
Contactanos

Dirección: Jr. Miroquesada 360
Teléfono: 4947954
email: